Mujer sobrevivió a la agresión de expareja, pero su niñito falleció


Santo Domingo.- Han pasado cinco años de la tragedia que cambió la vida de la joven Yasmín Terrero Herrera. Sus ojos a punto de estallar en lágrimas y voz entrecortada externaron el dolor que ocasiona el recuerdo de la pérdida de su hijo en manos de su propio progenitor. Las 13 cicatrices que hoy visten varias partes de su cuerpo, forman parte de las marcas físicas que le recuerdan que estuvo a punto de ser asesinada por alguien que le juró amor y protección. Antes de hablar respira profundo. Deja caer varias lágrimas, mientras mira el techo de su vivienda para contar como inició la relación con su expareja, quien mató de varias puñaladas al hijo que habían procreado e intentó también matarla a ella. El silencio permaneció alrededor de 10 meses. Desde aquel día de abril del 2018 no pudo brindar detalles de su historia. Este año decidió hablar, pues pretende orientar a adolescentes y jóvenes que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

Comparte esta Noticias en tu Facebook

Share on FacebookTweet on TwitterPlus on Google+


EmoticonEmoticon