Yordano Ventura intentó suicidarse en 2016 y fue enemigo de su madre los últimos 11 meses


Así quedó la jipeta de Yordano Ventura.SANTO DOMINGO. Yordano Ventura solo tenía 25 años y US$24 millones asegurados cuando murió el pasado 22 de enero en Juan Adrián. Pero su vida fuera del terreno era un caos enorme que solo el último año incluyó el intento de suicidio, enemistarse con su madre por 11 meses hasta su muerte y hubo que llamar al 911 en Arizona por una supuesta amenaza mortal atribuida a una advertencia de su suegro, cercano al Partido de la Liberación Dominicana. También le pincharon las cuatro gomas de una jipeta y le dejaron el mensaje: “Volvemos por ti”. Su etapa escolar terminó a los 14 años cuando tuvo una confrontación con un profesor que consideró lo trató con rudeza y para ayudar a su madre en lo económico, ya que su padre había emigrado a Alemania y lo había abandonado.
Yordano Ventura intentó suicidarse en 2016 y fue enemigo de su madre los últimos 11 mesestambién le pincharon las cuatro gomas de una jipeta y le dejaron el mensaje: “Volvemos por ti”. Su etapa escolar terminó a los 14 años cuando tuvo una confrontación con un profesor que consideró lo trató con rudeza y para ayudar a su madre en lo económico, ya que su padre había emigrado a Alemania y lo había abandonado. En sus 195 libras cargaba tanto peso que llegó a decir: “algunas veces me gustaría todavía ser el chofer de camión de mi abuelo manejando por Las Terrenas y no ser Yordano Ventura”. El periódico The Kansas City Star dedica un extenso reportaje de 146 párrafos, 4,099 palabras con más de una docena de entrevistas adornado con 11 fotos, siete vídeos y un mapa para describir la corta pero tumultuosa vida de este joven que parecía tenerlo todo para convertirse en una leyenda. María del Pilar Sangiovanni, la esposa de Ventura, relató que el ex lanzador estaba perdido cuando salió de San José de Ocoa rumbo a Constanza (donde ella vivía) la noche del 22 de enero y tenía problemas con el GPS. La última de varias llamadas la hizo a las 4:23 de la madrugada. El Jeep Wrangler en el que murió no era su favorito, sí lo era su jipeta Cadillac, pero había tenido un accidente esa semana y un Toyota Corolla que usaba a menudo no tenía gasolina. La última vez que habló con su madre fue el 14 de febrero de 2016. La familia no asimiló el matrimonio con Del Pilar, el 26 de enero del año pasado, lo que provocó una rotura, en parte porque esta tenía un matrimonio con un extranjero que ella reconoce era por negocios para que él pudiera estudiar en el país, pero del que se había divorciado en noviembre de 2015. El padre de Ventura vive en Alemania y la persona de su mayor confianza en la familia era su abuelo materno, Raúl Hernández, a quien incluso salvó de la quiebra la ferretería que había fundado en 1995 y les compró tres camiones Daihatsu. Allí manejaba camiones desde los nueve años. La boda que generó tanta tensión entre Del Pilar y Ventura fue en Las Terrenas, pero no asistieron familiares. Cinco días después del enlace formal sufrió un aborto de mellizos. “Para mí ella tiene la culpa de todo. Ella fue la que lo alejó de mí y del resto de la familia. “Le mintió, le dijo cosas que no eran ciertas. Después de que entró a su vida nunca volví a oír hablar de él”, dice Marisol Hernández, madre del pelotero, algo que la esposa rechaza, ya que en julio último la pareja se separó de forma parcial y la relación con sus familiares no cambió. Del Pilar relata que en marzo de 2016 Ventura fue hospitalizado en Arizona (donde los Reales tienen su campamento de entrenamientos) en intento de suicidio consumiendo un exceso de un medicamento. Tomó 10 pastillas Bernadryl (un sedante sintético que se usa para conseguir el sueño) y cuatro dosis de otro medicamento y fue llevado al hospital en ambulancia. Pero fue una relación complicada desde que comenzó. Del Pilar dijo que comenzó a comunicarse con Ventura en agosto de 2015, días después de una disputa entre este y José Bautista en Twitter. La joven, de 26 años, le dijo al The Star que acostumbraba a salir con Bautista, ya que era un amigo de su familia por años puesto que un hermano de ella y el guardabosque de los Azulejos jugaron juntos en el país. Conoció a Ventura en persona en Kansas City en la Serie de Campeonato de 2015 cuando los Azulejos jugaron con los Reales y ella fue a ver a Bautista. El 15 de marzo de 2016, en la casa de Ventura en Surprise, Arizona, Del Pilar llamó al 911 para reportar una amenaza contra el lanzador. En el reporte policial la joven dijo que un hombre que ella entendía era puertorriqueño y otro colombiano fueron a buscar al atleta y les dijeron a ella que saliera porque iban a matar a Ventura y luego escuchó disparos. Al regresar el atleta y conocer la noticia sospechó del padre de Del Pilar, en venganza por altercados recientes entre la pareja. El reporte dice que el padre de Del Pilar es familiar con cercanos al presidente de la República Dominicana y por esa relación “puede matar personas”.

Yordano Ventura intentó suicidarse en 2016 y fue enemigo de su madre los últimos 11 mesesEl vínculo real es el tío, José Hidalgo Díaz, un activista peledeísta en Constanza. Pero las investigaciones no encontraron las balas que la joven dijo haber escuchado. Sin embargo, dijo que luego supo que su padre solo quiso intimidar a Ventura al enviarle los dos hombres. Un mes más tarde, Ventura fue objeto de otra amenaza en Kansas City cuando su Toyota 4Runners le pincharon las cuatro gomas en el garaje de su apartamento en un exclusivo condominio, además de ocasionarle roturas en el interior del vehículo con un mensaje en la ventana del frente que decía en español: Volvemos por ti”. Entre sus allegados, ganar la Serie Mundial en 2015 y el contrato que firmó cambió la personalidad de este lanzador, que se ilusionaba con lanzar con la República Dominicana en el Clásico Mundial de Béisbol y decía a entrenadores en la academia de Kansas City en Guerra que se sentía en las mejores condiciones de su carrera. “Nunca lo vi otra vez, excepto cuando lo trajeron muerto. Aun cuando vivía conmigo nunca decía adiós. Diría, ‘te veo más tarde’. Odiaba decir adiós”, dijo la madre. A continuación, la traducción completa del reportaje
JUAN ADRIÁN, República Dominicana - Ascendiendo en las nubes, abruptamente bajando en espiral y tejiendo a través de llanuras llenas de cráteres inundados, el camino de 30 millas de San José de Ocoa a Juan Adrián es ampliamente conocido por ser traicionero. Un local le dirá que 50 personas han muerto en el último año en la nueva segunda mitad de la ruta desde Rancho Arriba, un número del que las autoridades se burlan incluso reconociendo que el número de muertos se eleva de manera rutinaria. El pasaje está lleno de todo tipo de señales de precaución. Suplican a los conductores que toquen sus bocinas moviéndose en curvas ciegas y les imploran que reduzcan la velocidad y bajen la marcha y enciendan las luces incluso a la luz del día y “Proteja su Vida” usando cinturones de seguridad.
No es un secreto que es un camino peligroso”, dijo el coronel Diego Pesqueira, de la Autoridad Metropolitana de Transporte, añadiendo: “Es un camino que la gente sabe que no debe conducir después de oscurecer”. Sin embargo, en esta carretera imperdonable, en gran parte sin luz y envuelta en la niebla, aquí condujo un Yordano Ventura descuidado entre aproximadamente las 3 y 5 a.m. el 22 de enero. Después de un festival en Ocoa con sus amigos, el lanzador de los Reales de 25 años tomó un camino que nunca había conducido antes en el jeep levantado, cuya alta suspensión preocupaba a algunos que lo conocían. Desdeñando el cinturón de seguridad como de costumbre, intercambió intermitentemente llamadas con su esposa, María del Pilar Sangiovanni. Según una captura de pantalla del registro de llamadas de teléfono celular de ella que proporcionó a The Star, ellos hablaron por última vez a las 4:23 antes de colgar para buscar una mejor señal de GPS. Estaba perdido, dijo, en el camino a su casa en Constanza, a más de 50 millas de distancia. Poco después, navegó por la curva en horquilla a la izquierda en Arroyo Malo y condujo a través de un giro desviado a la derecha derecho antes de perder abruptamente el control del Jeep. Zigzagueando y tratando de corregir, la policía dijo, él derrapó sobre las tiras de la pista previstas para proporcionar tracción y alertar a los conductores, cruzando una señal de precaución hacia una verja de protección se volcó. Ventura murió con el impacto. Está pendiente un informe toxicológico. Pesqueira, portavoz de la agencia que investiga el accidente, dijo que Ventura murió porque las bolsas de aire en el Jeep nunca se desplegaron. Fotos oficiales de la policía sobre el coche que fueron vistas por The Star muestran un volante intacto. El Jeep, detallado en azul real y embellecido con “YVentura” en su parrilla delantera y apoyacabezas, no era la primera opción de Ventura para viajar esa noche. Lo usó porque había tenido un accidente menor en su Cadillac SUV días antes y porque su más práctico Toyota Corolla estaba sin gasolina, dijeron dos amigos. Pero el Jeep era el vehículo más asociado con él. Tenía la intención de hacer una ostentación acerca de un joven que había demostrado cierto talento para el espectáculo. “Todo el mundo sabía de quien era el Jeep cuando él lo manejaba”, escribió MC Customs de Miami en material publicitario después de entregarlo a Ventura entre su firma de una extensión de contrato de cinco años y $ 23 millones en abril de 2015 y los Reales ganando la Serie Mundial de 2015.

Comparte esta Noticias en tu Facebook

Share on FacebookTweet on TwitterPlus on Google+


EmoticonEmoticon