Desesperación económica obligó a oficial ocupar iglesia


Santiago.- La desesperación por la falta de recursos económicos para dar a sus hijos y llevar ala escuela, fue lo que llevó al oficial retirado a ocupar una iglesia católica para demandar de la jefatura de la Policía Nacional la regularización de su pensión.
El primer teniente Iván Flores, narró que se vio obligado a tomar la decisión cuando uno de sus niños le solicitó diez pesos para llevar a la escuela y no pudo entregárselo debido a que lleva ocho meses sin cobrar la pensión. Dijo que ocupó el templo en la comunidad de Gaspar Hernández en la provincia Espaillat, con tres de sus hijos en protesta para que sus reclamos sean escuchados por el director de la Policía Nacional, mayor general Nelson Peguero Paredes. El oficial narra fue separado de la fila después de 27 años de servicios, tras un reporte realizado por su superior que lo señala como desertor e incumplidor de su deber. SEGUIR LEYENDO

Comparte esta Noticias en tu Facebook

Share on FacebookTweet on TwitterPlus on Google+


EmoticonEmoticon